Blogia
NATURALEZAYVIDA

EL ROBLE. EL ROBLE PARA EL PUEBLO CELTA O CELTÍBERO. El árbol sagrado por antonomasia en muchas culturas y por supuesto en la celta, es, ha sido y será, el Roble. Siendo centro de muchas actividades sociales y símbolo del conocimiento, así como guardián de la paz y libertad de nuestro Pueblo. Existen numerosos testimonios en España del lugar destacado que ha ocupado a lo largo de la historia este árbol. Su papel de testigo, está fuera de duda. El supremo símbolo de energía divina y conocimiento, de valor, fuerza y majestuosidad. En ocasiones entre sus ramas nos ofrece ese muérdago especial que los druidas de antaño tanto apreciaban. La palabra "Duir" que designa al Roble, y asociada al antiguo alfabeto Ogham con la letra D, está relacionada con el significado de "puerta" y por ello decimos que este árbol es la puerta del conocimiento, y al druida su protector y alumno, como quien posee los conocimientos del Roble y por tanto, son sus hijos espirituales. Es el único que puede aguantar los rayos y entrar en contacto con las divinas fuerzas naturales, sean lluvias, nieves, granizos y tormentas, sin sufrir graves consecuencias. Su porte magnífico no pasa desapercibido y nos embarga en una emoción de respeto y admiración.

07. El Roble (10 Junio-7 Julio)


Iolair como siempre nos relata de forma detallada los árboles que forman parte del Calendario Arbóreo celta. En esta ocasión es el Roble. Clica en el apartado que más te interese, o bien leelo entero :) : [El Roble: su influencia en las culturas] [El Roble para los celtas]

Recuerda que gracias a Tuarach tienes un programa para ver tus características según el mes del arbol en el que hayas nacido :)). [Horóscopo Celta]

El Roble: Su influencia en las culturas.

El árbol sagrado por antonomasia en muchas culturas y por supuesto en la celta, es, ha sido y será, el Roble
.


Siendo centro de muchas actividades sociales y símbolo del conocimiento, así como guardián de la paz y libertad de nuestro Pueblo. Existen numerosos testimonios en España del lugar destacado que ha ocupado a lo largo de la historia este árbol. Su papel de testigo, está fuera de duda. Hemos de tener en cuenta que las leyes de antes no eran escritas y que junto al roble se discernían conflictos entre tribus y clanes o en los tiempos más modernos, entre vecinos. Como ejemplo citaré algunos Robles conocidos: la Merindad de Durango, donde sus representantes se reunían alrededor de un roble, junto a una ermita, el Roble de Avellaneda, donde se reunían los representantes de la Merindad de las Encartaciones para legislar y gobernar la región. Todos conocemos el roble de Gernika, quizás uno de los más conocidos tanto dentro como fuera de España. Y de esta manera existen numerosas tradiciones en Cantabria, o Asturias, entre las cuales citaré, para que nuestros amigos asturianos lo corroboren, la tradición del árbol del concejo o "conceyu".
A este se le reconoce su poder entre la comunidad, ejerciendo simbólicamente como jueces de paz y guardianes de la justicia y la verdad, y en cuya presencia se solía jurar. Juramento que en vez de hacerlo sobre la Biblia, se hacía sobre el Roble Sagrado.

Es precisamente en el olvido de nuestras leyendas y viejas costumbres, lo que origina la pérdida de identidad de los pueblos y culturas, el debilitamiento del recuerdo de nuestros antepasados, sus costumbres y creencias, disminuye la fuerza tribal. Nosotros desde nuestra concepción del Roble, apostamos con nuestros escritos e interés para que eso quede un poco paliado. Algunos se plantean la posibilidad de plantar árboles en parajes desolados, otros nos apuntan la posibilidad práctica y técnica de realizarlo, mientras se discurre si ello es o no viable, desde mi modesta posición, yo quiero contribuir, hoy, con esta visión espiritual del Roble Sagrado, pues como he dicho otras veces, todos somos hijos del Roble. Quizás, pertenezcamos a una comunidad diferenciada, puesto que amamos todo lo que representa la expresión y manifestación de lo celta y ello conlleva ser fieles amantes de la Naturaleza.


El Roble para los celtas:

El supremo símbolo de energía divina y conocimiento, de valor, fuerza y majestuosidad. En ocasiones entre sus ramas nos ofrece ese muérdago especial que los druidas de antaño tanto apreciaban. La palabra "Duir" que designa al Roble, y asociada al antiguo alfabeto Ogham con la letra D, está relacionada con el significado de "puerta" y por ello decimos que este árbol es la puerta del conocimiento, y al druida su protector y alumno, como quien posee los conocimientos del Roble y por tanto, son sus hijos espirituales. Es el único que puede aguantar los rayos y entrar en contacto con las divinas fuerzas naturales, sean lluvias, nieves, granizos y tormentas, sin sufrir graves consecuencias.


Vamos a entrar en el mes del Roble, que abarca desde el 10 de Junio hasta el 7 de Julio del calendario gregoriano. Nuestras leyendas nos cuentan que "el Dagda", uno de los más sabios y antiguos dioses celtas, Padre de otros muchos dioses del panteón céltico, está asociado con este árbol. Largo de vida, pues puede vivir hasta mil años , el roble, es uno de los seres arbóreos más grandes de Europa, puede alcanzar hasta 40 metros. Pero volviendo a nuestra leyenda, el Roble es la cúspide de nuestro ciclo anual, que en la noche del solsticio de verano alcanza su máxima expresión. No es necesario ser druida para percatarse de que los robles añejos rebosan de un místico poder, de una fuerza intrínseca. Su porte magnífico no pasa desapercibido y nos embarga en una emoción de respeto y admiración.

Las diversas y numerosas tradiciones que existen sobre este árbol, sólo se pueden comprender cuando comprobamos y entendemos la importancia que siempre ha tenido en la vida de las comunidades de hace poco y de las tribus de antes. Ha protagonizado el desarrollo directa o indirectamente de las economías rurales tanto de los pueblos más o menos actuales, como de aquellos más alejados en el tiempo, pero no de nuestros corazones. La vida natural se agrupa junto a los robles, desde las aves que se cobijan en los profundos y extensos robledales, hasta los insectos más variados que viven y se alimentan de diversas partes de este árbol. Incluso algunos hacen sus puestas sobre él, formando las características agallas, como reacción del roble, que forma habitáculos perfectos para las primeras etapas del desarrollo de estos insectos. No creo que exista otro árbol que dedique más atención a los diminutos seres que pueblan sus cortezas, que el Roble, donde en la inmensa mole de su talle hay lugar y alimento para todos. A estos sumemos la cantidad de mamíferos, tales como: musarañas, topos, ratones, ardillas, lirones, zorros, jabalís, liebres, ciervos y un largo etc, que se cobijan y albergan en su densidad que cubre como manto montes, sotobosques y parajes.Junto a cada especie de Roble existen, unas determinadas vegetaciones que le acompañan, pues no en balde es el árbol donde se da mayor diversidad de hongos. Tiene un papel destacado como protector de la biodiversidad y de su entorno. Su ligera sombra permite y favorece el desarrollo de otras especies vegetales, por ello el robledal silvestre es un magnífico sotobosque.

Durante los períodos estivales, su denso follaje impide el desecamiento excesivo de las praderas, regulando el suelo. Favorece el drenaje hacia el subsuelo gracias a sus largas y profundas raíces, que pueden penetrar hasta 30 metros. Impide el fregado del suelo, gracias al humus de sus hojas y a la materia de la descomposición, que retardan la humedad en su filtración hacia la Tierra. La madera del Roble, utilizada ya en tiempos remotos por nuestros antepasados y también utilizada por nuestros contemporáneos ha constituido un pedazo del Gran Tesoro Natural que la Tierra madre nos ha donado. Numerosos caseríos, masías, caserones y casas rurales soportan el peso de sus techumbres y estructuras gracias a las resistentes vigas obtenidas del Roble. Los mobiliarios interiores de estas viviendas están fabricados con maderas del Roble, lo que da cierto prestigio por la madera noble empleada. Y es que el Roble es sinónimo de resistencia, durabilidad y calidad. Los vinos más exquisitos fermentan y envejecen en barricas hechas del mejor Roble. Y las embarcaciones han utilizado preferentemente su madera para fabricarse. Casos como el de la infamada Armada Invencible española que para su construcción se arrasaron robledales enteros o para proveer de esta madera bastante impermeable, a los astilleros medievales, que parían barcos como conejos alumbran a sus crias, para lanzarse a la Conquista de Nuevo Continente, que aparecía como un apetitoso botín de nuestros monarcas de antaño.

Por Iolair Faol.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres